Porque solaris Tips

Tips  Solaris

VIAJANDO CON NIÑOS

Viajar con niños puede ser una experiencia maravillosa, si usted (y ellos) están preparados con anticipación para esta aventura. Si está ubicado dentro de la república mexicana, es probable que su viaje implique un vuelo, que normalmente es de 2 horas sin conexiones para venir a Cancún o Los Cabos.

Una de las mejores prácticas (si tienen la edad suficiente) es hacerles saber a los niños  acerca del viaje que muy pronto harán en familia y que volarán a visitar un gran destino en México. Muéstreles un mapa ubicando  la ciudad, por ejemplo, y fotos de la playa, el hotel y atractivos de la zona.especialmente para ellos.

Se recomienda que les proporcione una mochila tipo backpack (la mochila de la escuela puede servir muy bien si tienen una), ya que se sienten más independientes y a usted le aligera la carga durante el viaje. Invítelos a que incluyan en ella algunos de sus juguetes favoritos así como 
marcadores o lápices de colores, libros para colorear u hojas de papel, dulces, galletas y otras golosinas, tal vez un juguete nuevo para darles una sorpresa durante el vuelo y un suéter (ya que a veces puede hacer frío en los aviones).

En el avión, déjelos sentarse junto a la ventanilla y cuénteles historias sobre las nubes, el cielo, la tierra, descríbales toda  una aventura. Durante el despegue y el aterrizaje, ofrézcales un caramelo para que sus oídos no se tapen. Es triste ver (y oír) a un niño que pasa por un mal momento a causa de los oídos tapados.

 

Para los más pequeños

 


Si viaja con bebés o niños más pequeños, asegúrese de llevar una manta y un suéter, ropa adicional, suficientes pañales pero lo más importante, leche, jugo o agua y alimentos para bebés incluyendo bocadillos. Trate de conseguir que duerman durante el vuelo. Es un buen 
momento para  relajarse en familia pero si esto no funciona, entreténgalos con juguetes, lápices de colores, pero también siéntase libre de pararse y caminar por el avión siempre que le sea posible ya que la mayoría de los bebés prefieren movimiento para distraerse.